Saltar al contenido

¿Cómo mantener las brasas de una barbacoa?

Hay quienes dicen que mantener las brasas de una barbacoa encendidas es una tarea titánica o incluso imposible. Es cierto que puede llegar a ser una actividad tediosa pero con las indicaciones correctas no tiene porqué ser algo difícil de lograr. Para conseguir mantener las brasas encendidas debes seguir los siguientes consejos:

  • Remueve muy bien las brasas

Al momento de cocinar dependiendo de la posición en la que se encuentren las brasas estas serán más o menos intensas. Si estas están ubicadas con cierta distancia entre ellas es mucho más posible que se apaguen pero ofrecerán una velocidad de cocción menor y será más fácil supervisar la comida. En cambio si las brasas están muy juntas se cocinarán mucho más rápido los alimentos y será difícil supervisarlos.

  • Añade más carbón en el momento adecuado

Corres con el riesgo de quedarte a la mitad de una de tus elaboraciones si no sabes en que momento añadir más carbón a tu barbacoa. Si no quieres que esto te suceda tendrás que agregar el carbón justo en el instante adecuado. Es decir, cuando los primeros carbones que agregaste se empiezan a convertir en brasas como tal. Una vez que agregues tu segunda tanda de carbón puedes ponerte a trabajar en el resto de alimentos que vas a elaborar, en caso de no tenerlos listos ya.

Algo muy importante a tener en cuenta es que no debes exagerar ocn el nuevo carbón que agregues o podrías cortar la entrada de oxígeno y terminar apagando todo.

  • Intenta combinar con leña

Una opción que muchos emplean para lograr mantener sus brasas por más tiempo es añadir trozos de madera. Bien sea que agregues pequeñas ramitas o troncos medianos seguro conseguirás avivar el fuego de tu barbacoa. Al añadir leña junto al carbón conseguirás que ambos se conviertan en brasas mucho antes y lo mejor de todo es que mejorarás el sabor de la comida.

¿Cómo mantener las brasas de una barbacoa de leña?

Estos al igual que los consejos anteriores no son nada complicados y seguro que te ayudarán a mantener las brasas de una barbacoa de leña. Estos son algunos de los tips que pueden ayudarte:

  • Más leña no quiere decir más brasas

No podemos equivocarnos en algo tan vital para el resultado final de nuestra barbacoa como esto. El hecho de agregar más madera a nuestra parrillera no quiere decir que esta se transforme en más brasas. Además que tampoco es que vaya a encender de manera más rápida o vaya a dar como resultado un mejor fuego. Lo único que conseguirás agregando cantidades desproporcionadas de leña es arruinar tu barbacoa.

Vas a terminar impidiendo que tu fuego encienda y en el caso de que sí lo haga tardará una eternidad en transformarse en brasas.

  • Añade más leña en el momento indicado

Antes que nada debes cerciorarte de que la leña que pretendes añadir está lo suficientemente seca, de lo contrario podrías apagar tu fuego. Al momento de tener las primeras brasas hechas agrega un poco de madera seca para darle más intensidad a las llamas y conseguir un buen resultado.

Es llegado este punto cuando puedes comenzar a experimentar puesto que a la hora de combinar los diferentes tipos de leña el sabor de la comida cambiará. De esta forma conseguirás resultados distintos cada vez que cocines en tu barbacoa usando madera seca.

Si sigues todos estos tips al pie de la letra seguro que conseguirás mantener las brasas de una barbacoa sin importar si esta es a leña o a carbón. No te desesperes si al comienzo se te apagan tus brasas, al contrario, debes seguir intentándolo. Recuerda que la practica hace al maestro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies